lunes, 11 de junio de 2012

¿Como empezar?

¿Como empezar?

Pues a esta pregunta no tengo una respuesta clara desde mi situación, pero apuntaré algunas cosas que se me ocurren a ver si, con vuestra colaboración, encontramos el punto de partida.

Una de las cosas que más me preocupa en este asunto es el no dejar ningún resquicio opaco sin pecar de ingenuo. Como hacer para que no exista ninguna duda del buen funcionamiento y transparencia, al mismo tiempo que se esté protegido de ataques mal intencionados.

Voy a ponerme en contacto con el Triodos Bank para consultarles la posibilidad de vincular una cuenta con una página externa donde los miembros puedan observar los movimientos. De esta forma y con parte de la contabilidad también en línea, se evita cualquier malversación del sistema.

Lógicamente, la única información opaca sería los datos personales que hubiera.

Otro paso a dar sería la elección del producto, productos o servicio que la nueva empresa empezaría a prestar a sus miembros.
Bajo mi punto de vista, la elección de esto debe de cumplir una serie de requisitos en aras de hacer el tema, en un principio, lo más sencillo posible y deseable para el mayor número de personas posibles.
  1. Ha de ser algo de consumo frecuente, casi diario, o, cuando menos, de varias veces al mes.
  2. Ha de ser básico. Que de respuesta a una necesidad real y cotidiana.
  3. NO ha de ser perecedero a corto plazo. No podemos empezar por complicaciones de stocks perdidos y transportes diarios. P.e.: pescado, huevos, yogur, pan, frutas y verduras frescas, etc.
  4. Su producción o manufactura ha de ser relativamente simple. Patatas, jabón, queso.
  5. No necesariamente ha de ser producido por la cooperativa o empresa. Al igual que las materias primas de cualquier tipo pueden ser adquiridos a terceros con los que se llegue a acuerdos de precio, calidad y condiciones de servicio. Es perfectamente asumible la creación de un supermercado virtual, un economato o como se le quiera llamar, donde sus productos sean controlados, su etiquetado, la información de composición, los medios productivos y el origen de estos. Con todas aquellas características, a parte del precio, que deberíamos conocer a la hora de hacer una compra responsable.
  6. Lo que tu digas y entre todos acordemos.
Para esto crearé una encuesta en FaceBook y, si soy capaz, en una web externa, para elegir el punto de partida con la mayor participación posible.

Al mismo tiempo, intentaré crear un registro de pre-inscripción por el que sepamos con cuanta gente contar y cuanto dinero estarían dispuestos a aportar, tanto como alta como cuota mensual.

Ahora me viene a la cabeza que habrá que arbitrar algún tipo de solución para las personas con menos recursos. Aunque las cantidades de las que podemos estar hablando son pequeñas, no nos podemos olvidar de los mas débiles  y crear bolsas de excluidos. Aunque se me ocurren algunas de las soluciones, voy a dejarlo ahí como apunte para mejor ocasión.

A partir de los datos obtenidos y del debate que todo esto origine, sería de gran importancia contar con la colaboración de algunos voluntarios contables/economistas y abogados que quieran implicarse en el tema.

Evidentemente y más en los primeros pasos, todo depende de la difusión que se le de y del apoyo y esfuerzo de todos. Yo, ahora mismo, no cuento con nadie. Lanzo la idea y aportaré todo lo que esté en mi mano para llevarla adelante.

Gracias anticipadas. Espero que os interese.

3 comentarios:

Alejandro dijo...

Hola Simón:

Considero que has tenido una gran idea con este blog lanzando tu idea para saber si alguien la recoge.

Comparto muchas de las ideas que reflejas y creo que representan una posible salida a este laberinto de vida que parece un IKEA interminable de problemas.

Primero te apuntaré los fallos que desde mi punto de vista son reseñables. Se refieren principalmente al formato y no al contenido. La gente está muy distraída en internet admirando los coloridos blogs que tienen la última filigrana y la tontería más graciosa o el cotilleo más interesante. Incluso algunos blogs de los que llamas alternativos no dejan de estar plagados de personas que los consideran un club social de amistades... Este blog, con todo mi respeto y aprecio a la idea, es como una botella lanzada al mar, porque internet es un océano lleno de mierda, belleza y sexo.

Partiendo de que habría que meterle un buen cepillado al apartado de difusión hay otra cosa que me gustaría comentar. Pareces tener el proyecto muy cerrado. Tu idea es buena pero no olvides que es TU IDEA, que quiero decir con esto. El texto tiene un argumentario muy bien razonado pero eso no basta para los cambios que propones en este blog.

Si a un chimpancé enjaulado le abres la puerta después de estar años (no digo generaciones) en cautiverio no intentará marchar, está domesticado y sabe que allí donde vaya no puede sobrevivir sin el sistema. Así están muchas personas y éstas no van a cambiar de repente porque aquí este reflejada la verdad más absoluta.

Lo que te vengo a decir con esto es que no puedes presentar una carcasa cerrada que rompa las estructuras mentales que las fuerzas que detentan el poder llevan años inculcando y luego pedir participación. Es decir si queremos vivir al margen del sistema pero dentro de él para comenzar una transformación progresiva que no dañe a nadie, eso hay que hablarlo. A ti se te ocurrió una empresa, pues igual hay otras formas además de la empresa. Y esto no se resuelve por internet.

Quiero decir esta herramienta está bien para comentar. Pero una iniciativa de esta envergadura requiere horas de discusión para planificar todo el trabajo. Y luego desarrollar la idea ni te cuento la de gente que hace falta... y dices que no tienes a nadie de momento? Pero tu te das cuenta de lo que pides? En fin, yo te voy a ayudar pero si sale bien me tendrás que dejar irme a expandir la revolución a otras partes.

Espero que no te molesten las críticas. Las formulo desde el aprecio a una buena idea.

Un saludo
Alo

Simon Martinez dijo...

En primer lugar agradecerte sinceramente tu participación y opinión. Y mucho más haberte tomado la molestia de leerlo todo como deduzco del comentario. Claro que es una botella tirada al mar, por que si es cierto que estoy solo en esto, apoyado solo por mi mujer, desde un muy pequeño pueblo del oriente asturiano.
Pero también te digo que si tengo una idea de la envergadura del asunto. He dirigido dos empresas de cierto tamaño y no me asustan los temas de organización y este es sencillo en cuanto a esto, pero muy difícil en cuanto a lo que tu expones acertádamente. Conseguir gente que se sume. Y cuento además con un defecto que tu también apuntas, nunca he sido un buen comunicador ni publicista. Para eso espero la colaboración de personas más preparadas.
Por otro lado no es combatir el sistema desde dentro. Es no combatirlo. Comenzar ha hacer cosas que nos solucionen problemas básicos de nuestra vida y dejar de tirar chinas al gigante. Ir construyendo nuestra alternativa de la misma forma que los chinos invaden nuestra, perdón, su economía. Pequeñas empresas que produzcan para pequeños grupos.
Si conseguimos echar a andar solo una y da solución real a un problema real, estoy convencido de su efecto multiplicador.

Alejandro dijo...

Comprendo perfectamente lo que comentas Simón, pero no creo tanto en la fecundidad de la difusión sino es adecuadamente trabajada, me explico:

Porque tu idea sea posible y mejor de lo que hay ahora no quiere decir que se vaya expandir sola, incluso aunque funcionara. Todos sabemos quien es Marconi y Edison pero nadie conoce a Tesla y se comía a los dos con patatas y cagaba corriente. La publicidad es la forma de llegar a la gente. Me explico. Tu con tu mensaje entras a las personas por una sola vía, la visual y usas un metodo solamente, la escritura. Para descifrar la intención que envuelve tus palabras hay que leer concienzudamente y tener unas nociones políticas mínimas. Eso es una forma de segregación. Hay personas que pueden no entender tu mensaje tal como lo escribes. Gente que se mantenga alejada porque no confia en la bondad de un texto de un desconocido en internet. Creo que me voy explicando.

Si la intención es que las personas reunan el valor suficiente para apuntarse a este desafío tu método no es un buen generador de emociones. El valor es una y ha de ser evocada con mucha paciencia pero sin aludir directamente. Es necesario encender el deseo de cambio. Tu aquí expones los planos de la nave, pero no todos somos ingenieros para leerlos, ni hemos estado a tu lado en el diseño para saber de que va. Hace falta una línea de aprendizaje que debe ser discutida y esa política es la que podría integrar a la gente. Incluso la carcasa que tu propones debe ser sopesada y contramedida. No puede tener demasiadas fisuras y sabes que hay muchos aspectos que todavía no concretas.

El exceso de pragmatismo ha hecho que redujeras tu planteamiento teórico a un glosario de sentencias que definen perfectamente tu concepción del poder, pero habría que discutir como realmente se va a convivir en esa "empresa", en base a que se crearan relaciones, si existe una forma más sana de relacionarse, que se considerará "normal" y que no, como se derrocan los prejuicios del sistema para los que estamos programados, es decir... si lo que quieres es crear una linea de desarrollo paralela no te puedes conformar con el aspecto económico.

Además la inconcreción, lógica por otra parte, de tu idea es un óbice adicional que merma la participación de la gente. Esto puede ser una conversación de cafetería de hoy soluciono el mundo o una iniciativa capaz de construirse. Pero hace falta más gente que lo vea y pueda aportar conocimientos.

Eso requiere de un equipo y debe trabajar coordinado, yo solo te apunto lo que preveo que se requerirá no lo digo intentando desgastar la moral. Son cuestiones previsibles del paso a paso.

Ahora te explico porque me interesa esta idea: 1º La situación de este intercambio de ideas es tan absurdamente obvia que podría funcionar, es decir, internet debería servir para esto pero nadie lo hace. 2º La posibilidad de discutir los pormenores teóricos de un proyecto abierto para un verdadero cambio que sea efectivo en la práctica es inquietante. 3º Soy anarquista...-desarrollista...-hedonista (a veces) pero no primitivista, ni anarcocapitalista, tampoco soy anarcosindicalista... tu idea encaja bastante bien con mis principios aunque habría que ampliarlos, desarrollarlos, estructurarlos y dejarlo abierto al debate.

Mi aportación, si esto realmente sigue adelante, se centraría -en los primeros compases- en el apartado técnico. Se hacer blogs, webs sencillas (muy sencillas), presentaciones, photoshop para retoques y montajes (apartado audiovisual). Eso sí, yo no me meto el curro si no hay garantías de viabilidad. Eso tendremos que hablarlo más detenidamente.

Son muchas cosas que discutir. En fin... es tan raro que podría salir bien.

Te propongo que sigamos comentando los pormenores de este proyecto por correo-e. Me interesa el intercambio de ideas y explorar las bases sobre las que cimientas tus principios. El correo agilizará la comunicación.

Un saludo.

Por cierto, yo también soy de Asturias.